NTETA

No Todo Es Tan Asi

Covid-19 un monstruo invisible

¿De qué hablamos cuando hablamos de ansiedad en Pandemia? ¿Por qué han aumentado los casos de gente con trastornos de ansiedad como Ataques de Pánico, Fobias, Obesidad producto de la ansiedad entre otros trastornos?

La respuesta no se encuentra solo en el aislamiento prolongado, ni en las dificultades que este conlleva. La mayor fuente de ansiedad que nos presenta esta situación global es la invisibilidad de quien nos asecha.

Nuestro sistema neurológico está preparado para detectar el peligro y reaccionar ante él. A través de un sistema complejo de descargas hormonales nos prepara para la huida o el ataque cuando nos vemos amenazado. Ahora la pregunta que sigue es ¿cómo nos damos cuenta que estamos siendo amenazados? Y la respuesta es a través de los sentidos, sobretodo del oído y de la vista. ¿Entonces que pasa y que nos pasa cuando aquello que nos acecha es invisible? ¿Qué pasa y que nos pasa cuando no podemos percibir de donde viene el peligro? ¿Que nos pasa cuando el enemigo es imprevisible en su forma de actuar, de manifestarse y de atacar? ¿Que nos pasa cuando no tenemos nunca la certeza de estar realmente en peligro o efectivamente a salvo?

Aumenta desmedidamente la ansiedad. En realidad la ansiedad aumenta ante cualquier situación de peligro, pero cuanto más incierta, más grave y más imprevisible es la amenaza más elevada es la ansiedad. Por otro lado y no menos importante, la ansiedad disminuye cuando tenemos claridad sobre cuáles son los recursos que tenemos para enfrentar el peligro. ¿Hoy tenemos la certeza de los recursos que tenemos para enfrentar la pandemia? Tapa bocas, máscaras, alcohol en gel, lavandina, aislamiento, burbujas, todo al servicio de la sociedad para detener la Pandemia y así mismo nos seguimos contagiando, enfermando y hasta muriendo aleatoriamente.

¿Por qué planteo esto? Lo pongo en juego porque muchas veces culpabilizamos el aumento de la ansiedad solo al aislamiento y a la falta de contacto social con aquellos a los que amamos. Lógico que esto influye, no es poca cosas no poder abrazar, besar, matear y compartir estrechamente con las personas amadas, pero esto no es lo único que dispara la ansiedad y aumenta los trastornos relativos a misma. La invisibilidad del virus Covid -19 nos vuelve sumamente vulnerables. Su capacidad de no dar señales de dónde está, de dónde viene, de cómo viene, cuándo viene nos transforma en blancos de su poder sin que nos demos cuenta de que lo tenemos frente a nosotros.

Por lo tanto, frente a un enemigo invisible y a la incapacidad de tener recursos regulares y comunes a todos que nos defiendan de este es totalmente normal y esperable que los problemas de ansiedad se disparen.

Es importante en orden a esto poder entender que esta realidad nos supera ampliamente y que por más que extrememos los cuidados el peligro está ahí afuera y tenemos que amigarnos con él. Amigarnos con la idea de un monstruo invisible, con la idea de que los cuidados son preventivos, con la idea de que no podemos vivir encerrados porque somos seres sociales, amigarnos con que somos seres integrales lo que significa que no solos somos un cuerpo que corre peligro en relación al sistema respiratorio, sino que nuestra psiquis y nuestra alma está también sufriendo y tenemos que atenderlas tanto como al cuerpo.

Miremos a la Pandemia y a sus efectos de una forma global…hoy los invito a reflexionar poniendo la lupa en las consecuencias sobre la ansiedad, pero sabiendo que es solo una parte de tantos efectos de esta nueva realidad en la que vivimos.

Abrir chat
NTETA
Hola 🙋🏾‍♂️