25 febrero, 2024

Olivia Sola

La segunda entrega de Olivia Sola, relatos breves a cargo de Soledad Mc Nally

(Relatos Breves II)

Salió como casi siempre apurada. Como casi nunca, maquillada. Sabía que ese encuentro terminaba en una lágrima descontrolada, pero quería estar linda para él.

Olivia siempre lleva consigo lista para usar, esa dosis de cruel realidad como antídoto. Si no fuera así, habría muerto de amor hacia rato.

Hacía tiempo que soñar estaba prohibido. Ella sabe muy bien como encarcelar sus emociones. Pero él era esa debilidad que no podía controlar.

A orillas del río se miraron, ya saben, malditos ojos verdes oliva…hechizada volvió a ceder.

Ella sabía que del fondo de esos ojos no iba salir fácilmente. Ojos profundos de amores psicodélicos, verde mar, verde helecho. Alguna vez bajo la lluvia, Olivia se perdió en ellos para encontrarse. Desde ese día, esa mirada tuvo manos que acarician, tuvo besos que Olivia ya no pudo olvidar.

Recorrió la orilla del río. Recordó todo ese pasado de frío y desolación. Hoy tiene los pies tibios pero los sentidos no la engañan. Olivia salió de su zona de confort y se arriesgó a sentir un poco más. Ese abrazo le quebró el cristal de protección. Un sólo beso bastó para volverlo a desear. Ella resiste con el cuerpo lo que el alma ya dictaminó. Nunca supo bien si el camino era el correcto y a pesar de su rebelión hormonal, supo tomar distancia escudándose en la resignación. Penosamente extraña los ojos verde oliva. Olivia sabe que no siempre se puede huir de uno mismo.

La historia de siempre, los juramentos de amor eterno, los amaneceres que nunca llegarían. Por primera vez, Olivia le pidió que se quedé para siempre y esos segundos fueron, el resto de su vida.  Pero se despidieron una vez más. Como siempre, como nunca.

Esos ojos hoy le duelen, el camino es más complejo, el vuelo es a ciegas en un mundo que no la sabe cobijar. Los ojos marrones de Olivia hoy lloran lágrimas verde mar.

Olivia recordó que el rímel no resiste lágrimas

Hoy duerme sola…maldito insomnio verde oliva.


About Author