Una familia se encontró con un anciano de 108 años que vivía en la calle y lo rescató

Una familia que transitaba con su vehículo por las calles de la ciudad de Torreón, al norte de México, quedó conmovida al toparse con un abuelo muy mayor, que arrastraba una bolsa con botellas vacías en medio de un calor infernal y apoyado en un viejo bastón.

Karla Delgado y su familia se detuvieron para ayudar al hombre, que los sorprendió cuando les contó que tenía 108 años. La joven de 25 bajó del auto y, generosamente, le ofreció llevarlo a su casa.

Él observó desconfiado con sus ojos pequeños por un segundo a la chica de cabello negro y gafas para aceptar el gesto, pero finalmente subió al vehículo.

Ya en marcha, la chica se presentó y le preguntó a su nuevo acompañante su nombre y su edad: Felipe Reyes Villalobos aseguró tener 108 años, 11 hijos y dijo haber tenido durante su larga vida tres esposas. Sorprendida, Delgado le preguntó dónde vivía, a lo que él respondió que «en una plaza, debajo de una palma muy grande».

Don Felipe, el anciano de 108 años.

«Ahí me quedo sin palabras por la cuestión de que no tiene un hogar», sostuvo Delgado a la prensa local. Tras pasar por varios espacios públicos, se detuvieron en uno que el hombre señaló como el lugar en el que vivía y allí se bajó.
Karla cuenta que, antes de que el hombre descendiera del vehículo, decidió darle los últimos 100 pesos mexicanos (5 dólares) que traía en su cartera. El abuelito agradeció el gesto, le dio su bendición y dijo que ahora ya tenía para comprar bebida y un pan.

«Antes de irme, decidí tomarle una foto», comentó Delgado. «Normalmente trato de ayudar a la gente y nunca lo posteo en Facebook», dijo, y agregó que en esa ocasión decidió sí subir la imagen.

Enseguida, una de sus primas, de nombre Liliana y su esposo, Jorge, reaccionaron a la publicación diciendo que querían ayudar al adulto mayor.

La familia le ofreció un baño y una cena al hombre.

«Jorge me dijo ‘vamos por él, vamos a ayudarlo’. Le dije no le podemos dar ropa o una despensa porque el señor no tiene un hogar», comentó Delgado. Sin embargo, el esposo de su prima le aseguró que su idea era ofrecerle un baño y una cena con la familia esa noche.

La familia posteó algunas imágenes de aquella cena en la que se ve a Don Felipe aseado y con ropa limpia, compartiendo la mesa con la familia.

El hombre cenó con la familia que se lo encontró en la calle.

Delgado y sus familiares le pagaron una noche de hotel al hombre y buscaron asistencia de las autoridades municipales a través de Jorge, quien es policía de la ciudad.

Al día siguiente, Delgado le llevó el desayuno a Reyes Villalobos, quien dijo ser originario de Villahermosa, Tabasco, al sur de México y se dedicó toda la vida al campo.

Al otro día, el anciano fue trasladado a un albergue municipal de Torreón donde recibió atención médica, alimentos, bebidas y convive con más adultos mayores, además de contar con un lugar cómodo para dormir.

Abrir chat
NTETA
Hola 🙋🏾‍♂️
A %d blogueros les gusta esto: